Premio de excelencia científica Adelina Gutiérrez 2015, otorgado por la academia chilena de ciencias

25-11-15 admin_academia 0 comment

Académica Amelia Bayo recibe distinción por su trayectoria como científica de joven

Imagen 1                         Amelia Bayo Arán                               Juan A. Asenjo, María Teresa Ruiz y Amelia Bayo

El profesor Juan A. Asenjo, presidente de la Academia Chilena de Ciencias, presentó en sesión pública a la galardonada con el Premio Excelencia Científica Adelina Gutiérrez 2015. La presentación curricular estuvo a cargo de la astrónoma María Teresa Ruiz, vicepresidenta y Miembro de Número de esta prestigiosa institución.

La Dra. Amelia Bayo, investigadora del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso, recibió el “Premio Excelencia Científica Adelina Gutiérrez 2015” otorgado por la Academia Chilena de Ciencias. La Dra. María Teresa Ruiz, Premio Nacional de Ciencias Exactas (1997) y profesora de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, destacó la prominente carrera científica de esta española radica en Chile desde 2014. La investigación desarrollada en el área de las estrellas de baja masa y la astroestadística, la calidad de sus publicaciones y, sus esfuerzos para divulgar esta ciencia fueron algunos de los aspectos señalados.

La Dra. Bayo es matemática de profesión y doctora en astrofísica y cosmología por la Universidad Autónoma de Madrid. Su interés por los números aunado al tratamiento de los mismos, la llevó a acercase a la astrofísica, en donde hoy en día es fundamental el uso de herramientas estadísticas para el tratamiento de grandes volúmenes de datos, producto de las observaciones astronómicas.

En la presentación titulada “Desde las Matemáticas a las Enanas Marrones”, la Dra. Bayo expuso las dos grandes preguntas que ha investigado: ¿Cómo se forman las enanas cafés y cuántas de ellas hay cerca del sol?

Uno de los principales resultados presentados por la investigadora fue que las enanas cafés cuando están en los primeros millones de años de evolución, se comportan igual que las estrellas de baja masa o, llegan de manera distinta, pero rápidamente a las mismas propiedades. Un ejemplo de ello es la presencia de discos a su alrededor. Cabe mencionar que una de las características de estos cuerpos celestes es que tienen más masa que un planeta, pero menos que una estrella.

En la actualidad, la investigadora junto a una red de colabores, está abocada a la búsqueda de enanas cafés jóvenes, justo en su proceso de formación. Sin embargo, detectar este tipo de objetos presenta dificultades porque se enfrían con el paso del tiempo, volviéndose débiles. “Hace dos años que se detectó que el cuarto objeto más cercano al sistema solar era una enana cafés; ahora se quiere saber si se pueden tener planetas al lado estas”, puntualizó Bayo.

En la actualidad existen más datos de los que se puede ver y analizar. Por ello, se precisan nuevas metodologías y, esto es justamente lo que motiva a la astrónoma, quien busca comportamientos anómalos y respuestas a interrogantes que aún no se han planteado.

.



Facebook